27 de junio de 2009

Los jorobados



La evacuación de una vaina de cocaína puede demandar más de 48 horas. Pero si se revienta, la muerte es inexorable para el que la lleva.
La Voz del Interior

Cada hueco posible.
Nada, nadie; de nada, patrón.
¿Quién te enseñó a hacer estas cosas?
Allá por tierra adonde él tome y daca voy con mi cuerpo no-mío de parir. ¿Qué si no como, qué, qué, qué?...
¡Malparida! igual que tú, mijito. Y que él y que ella y que los de más aquí donde los nadie somos.
¿Qué te creés patrón, que tus aspiraciones se llenan solas? ¿Qué quién dónde te lleva tus polvitos mágicos? ¿llorarías de saberlo?
¿Qué quién dónde se transporta esa cosa que te transporta?
Y si no puedo llenar la panza con lo mismo que vos, qué te creés, patrón, vení con eso a mi cuerpo-agujero que transporta tu oro.
Y te mareás, y te perdés, y golpeás tu cabeza contra los espejos del baño, y te ves multiplicado y turbio, y te trastornás, y la sorbés, la eyaculás, la olvidás, ¿te pega? y dame dame siempre más como un niñito.
Soy como esas matriushkas que guardan madrecitas dentro de madrecitas dentro de úteros fosforescentes. ¿A cuánto el kilo vivo?
Me trago con burbujas una y otra freno el vómito inspiro las ganas de cagar expiro lento contenida raspa el látex.
Le rezo al diosito que estás en las entrañas:
Que los gendarmes no me palpen.
Que el frío no me haga tiritar.
Que mis ojos puedan mentir.
Que la bomba no estalle entre mis tripas.
¡Bum!
Que no descubran el pañal de mi hijo.
Que me limpie de todo.
¡Vaciáme, diosito!
Intento el sueño. Por las ventanas desfilan vacas y algunos alambrados. Esperáme patrón, que voy o muero.
La virgencita con tu carga.
Amén.

18 de junio de 2009

Profanar los mapas



Apuntes / Ideas que se disparan leyendo a Agamben:


Del peregrino al turista (cfr. Agamben), la angustia contemporánea ante la imposibilidad de habitar.

¿El fin del homo viator?

También en sus propias ciudades, en sus propios entornos, un deambular de consumo en consumo.

Los mapas, con sus sistemas más refinados (GPS), codifican (estrían) los espacios ¿qué territorios descubrir? codificados aun, estamos tan lejos del renacimiento. O de la aventura del siglo XIX, con sus grandes odiseos.

Están los que migran para recordarnos las muchas caras de la desesperación.

Están los que pagan (pagamos) por desterritorializarnos, por profanar (Agamben again), de algún modo, esos límites geopolíticos-jurídicos, no para negarlos, sino para "jugar" con ellos. Pero estamos desapropiados, la separación ya viene producida desde antes, nuestros cuerpos no transitan allí como cuerpos "desorganizados"; a eso no puede permitirlo el mundo globalizado del capitalismo. ¿¿¿Entonces... qué hacer???

¿podrá ser un derrame la escritura, podremos seguir confiando en su poder profanador?

9 de junio de 2009

Rosa cubana

Trinidad, Cuba. 2000

Ella se llama Rosa. Rosa está maquillada como para ir de fiesta, el pelo negro cayendo en bucles perfectos, dos hebillas doradas que sostienen las mechas más cortas, minifalda, medias de lycra, labios contorneados con lápiz chocolate, quizás un poco más oscuro de lo que debiera haber sido la insinuación de un continente para el rouge, rabiosamente fresa, de la boca. Anda así, subida a su carro, con esa pinta, y eso que son las 6 de la mañana, y del sol todavía ni asomo. Yo voy en zapatillas, un buzo dos veces más holgado que mi cuerpo, vaqueros flojos, una bolsa con algunos obsequios para quienes me esperan en la ciudad sin mar, la valija azul, la cámara de fotos en el bolsillo de la campera de lona, también azul.

Ella acomoda el equipaje en el asiento de atrás, y cuando voy a sentarme en el extremo libre, me pregunta, extrañada, por qué no le hago compañía, así podemos charlar más cómodas, y yo le digo por qué no, claro, y me siento a su lado.

Costumbres, le digo, argentinas, esto de ubicarnos atrás cuando vamos de pasajeros. Aquí, me dice, no estamos habituados, somos conversadores, y quien viaja con nosotros comparte.
¿Aunque vayamos de clientes? pregunto. Ella sonríe: Claro que sí, por supuesto. Qué diferencia hace si el viaje es el mismo para todos.

6 de junio de 2009

El desierto de los tártaros


Control social total

Por Ignacio Ramonet

"Siempre esos ojos que miraban, vigilantes, en el trabajo o comiendo, en casa o en la calle, en el baño o en la habitación, en vigilia o en el sueño: no había privacidad posible".
George Orwell, 1984.


Ya nadie duda de que estamos todos vigilados, observados y fichados. En el paseo, en el mercado, en el autobús, en el banco, en el metro, en el estadio, en el aparcamiento, en las carreteras... alguien nos está mirando por el ojo de las nuevas cerraduras digitales. Múltiples mallas de vigilancia nos acosan por todo el planeta, la mirada penetrante de los satélites nos persigue desde el espacio, las pupilas silenciosas de las cámaras nos controlan por las calles, el sistema Echelon (1) inspecciona nuestras comunicaciones, y los chips RFID (2) revelan nuestro perfil de consumidor. Cada uso del ordenador, de Internet (Google, YouTube, MySpace...) o de la tarjeta de crédito deja huellas imborrables que delatan nuestra identidad, nuestra personalidad, nuestras inclinaciones. Se ha cumplido el viejo recelo de George Orwell que nos pareció, durante tanto tiempo, utópico o excesivamente paranoico (3).

Se ha roto el necesario equilibrio entre libertad y seguridad. Con la intención de proteger al conjunto de la sociedad, las autoridades, en nuestras modernas democracias, tienden hoy a ver en cada ciudadano a un virtual maleante. La guerra sin cuartel contra el terrorismo -preocupación dominante en el último decenio- ha procurado una impecable coartada moral y favorecido la acumulación de un impresionante arsenal legal (4) que está permitiendo llevar a cabo el proyecto de control social integral. Los "progresos" tecnológicos (informático y digital) también han ayudado y las autoridades tienen cada vez mejores herramientas para la vigilancia electrónica. "Habrá menos privacidad, menos intimidad, pero mayor seguridad", nos dicen. Y en nombre de ese nuevo imperativo categórico, se ha instalado de modo progresivo e indoloro, un régimen de dominación que podemos calificar de "sociedad de control".

Con la particularidad de que -a diferencia de las precedentes "sociedades disciplinarias" que confinaban a los rebeldes o descarriados en lugares cerrados (cárcel, reformatorio, manicomio)-, la sociedad de control encierra a los sospechosos (o sea, a casi todos los ciudadanos) al aire libre y los mantiene bajo acecho constante. A veces, mediante los aparatos-chivatos que libremente ellos mismos han adquirido: ordenadores, teléfonos móviles y otros dispositivos informáticos (tarjeta de crédito, agenda electrónica tipo Palm, billetes de transporte, GPS, etc.). Y otras veces, gracias al uso de sistemas discretos y emboscados que atisban los movimientos de cada persona, como los radares de carreteras o las cámaras de videovigilancia (5). Éstas se han multiplicado hasta tal punto que, en el Reino Unido, por ejemplo, donde se han instalado más de cuatro millones de ellas (una por cada quince habitantes), una persona puede ser filmada hasta 300 veces al día... Las nuevas cámaras Gigapan, de ultra alta resolución (más de mil millones de píxeles) permiten, en una sola imagen y por un vertiginoso efecto de zoom, el fichaje biométrico del rostro de cada uno de los miles de espectadores presentes en un estadio, en una manifestación o en un mitin político (6).

Aunque los estudios serios demuestran la poca eficacia de la videovigilancia, la confianza en esta tecnología sigue en aumento. Aprovechando la paranoia antiterrorista que ellos mismos han creado, algunos gobiernos han constituido batallones de confidentes voluntarios civiles que informan de lo que oyen y ven a las autoridades. El Departamento de Justicia de Estados Unidos lanzó en 2002, bajo la presidencia de George W. Bush, la Operation Tips (Operación Soplos) para convertir en confidentes a más de un millón de trabajadores cuya particularidad era la de entrar en los hogares de la gente (fontaneros, antenistas, albañiles, electricistas, jardineros), que debían llamar a un número de teléfono de la policía si notaban algo sospechoso.

Pasar de una sociedad informada a una de informantes es el proyecto que acaba de lanzar la Asociación de Sherifs de frontera de Texas (Texas Border Sheriff ‘s Coalition) que ha colocado quince cámaras de videovigilancia a lo largo de la frontera con México en puntos aislados y estratégicos. Las cámaras están conectadas a Internet (www.blueservo.net) y cada ciudadano, a través del mundo, instalado en su casa frente a su ordenador, puede espiar las áreas desérticas texanas o las riberas del Río Grande. Si ve pasar a algún emigrante clandestino puede denunciarlo con un simple correo electrónico.

Cerca de treinta millones de individuos, de diversos países, ya han aceptado la función de confidente voluntario de la policía de Texas para luchar contra la inmigración clandestina. Es fácil de imaginar que, con la agravación de la crisis económica actual y el brutal aumento de la xenofobia, si se instalase en Europa, a lo largo de las costas del Mediterráneo, un sistema semejante de cámaras de vigilancia, el número de espías civiles voluntarios sería sin duda importante.Es una de las perversiones de la actual sociedad de control: desea convertir a los ciudadanos, a la vez, en vigilados y en vigilantes. Cada uno debe espiar a los demás, al tiempo que es él mismo espiado. O sea, en un marco democrático en el que cada individuo está convencido de vivir en la mayor libertad, la realización del objetivo represivo máximo de las sociedades totalitarias.

Notas:

(1) Sistema de espionaje planetario de las llamadas telefónicas y del correo electrónico, dependiente de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés).(2) Identificación por radiofrecuencia.
(3) Orwell lo concibió, en 1948, para denunciar a la sociedad estalinista, en contraste con el Occidente "de democracia y libertad".
(4) La Ley de Videovigilancia aprobada en 1997 permitió, en España, la instalación en lugares públicos de cámaras de vigilancia "para velar por la seguridad ciudadana". Uno de los aspectos más criticados de esta Ley es que la mayoría de los ciudadanos ignora que están siendo filmados, algo que vulnera la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) de 1999.
(5) Léase Armand Mattelart, Un Mundo vigilado, Paidós, Barcelona, 2009.(6) Véase, por ejemplo, la imagen de la toma de posesión del Presidente Barack H. Obama: http://gigapan.org/viewGigapanFullscreen.php?auth=033ef14483ee899496648c2b4b06233c Léase también, Carlos Martínez, "Todos fichados", Rebelión, 30 de marzo de 2009.

3 de junio de 2009

Headlines


21 inmigrantes murieron ahogados frente a las Canarias
Trágico final para el intento de un grupo de africanos de llegar a Europa
Europa enfrenta a Berlusconi por los gitanos. La toma de huellas dactilares es considerada como discriminatoria.
Penas más graves para delincuentes sin papeles en Italia.
El drama de los trabajadores huéspedes en Alemania.
Inmigrantes protagonizan ola de disturbios en Dinamarca
Dos naufragios al sur de Italia dejan al menos 16 inmigrantes muertos
Cumbre en Bruselas: Europa acuerda ejecutar duro plan contra los inmigrantes
El polizón que sueña con ser Messi.
Alegato contra el ADN a los inmigrantes. Unas seis mil personas rechazaron la iniciativa del oficialismo francés
Resistir antes que regresar.
Hallan es España a 15 palestinos en un barco turco. Los inmigrantes estaban escondidos en un contenedor de la embarcación.
Diputados aprueban medidas de Sarkozy contra inmigrantes.
Cientos de inmigrantes repatriados a Africa
Canarias pidió ayuda urgente para frenar a los inmigrantes. Unos seis mil africanos buscaron llegar a la isla en agosto
Preocupa brote xenófobo tras disturbios en España
Europa exige visa desde hoy a los inmigrantes bolivianos. En la última semana llegaron, sólo a España, 1.500 por día.
Niña cama adentro.
Hay más de 37 millones de refugiados y desplazados. La cifra incluye a los afectados por guerras y persecusiones, no desastres naturales.
Sarkozy prepara una expulsión masiva de inmigrantes ilegales. Asegura que Rodríguez Zapatero y Prodi le pidieron que se encargue del plan.
Indiferencia de italianos ante la muerte de niñas gitanas.
Cuánto cuesta un boliviano.
Como es islamita y vive recluida, no puede ser francesa. Está casada con un francés y practica una rigurosa corriente del Islam.
Unos 800 argentinos fueron rechazados en Barajas en 2008
El Senado italiano aprobó ley que apunta a los inmigrantes. Los “sin papeles” tendrían trato similar a los delincuentes.
Acoso policial a extranjeros en España. Los inmigrantes se sienten perseguidos. Hay un cupo mínimo de arrestos.
Detienen a una pareja de chinos por la tragedia de los inmigrantes, acusados de contrabando de personas, por la muerte de 58 inmigrantes chinos que murieron asfixiados en un camiòn que los llevaba de Bélgica a Inglaterra. Otro titular relacionado: Bélgica habría actuado con negligencia.
Rige en España la ley que recorta los derechos de los inmigrantes
Explotación de inmigrantes. En Bolivia estábamos mejor. ¿Los tratamos cada vez peor? ¿Tienen conciencia de sus derechos?
Un barco con 418 inmigrantes ilegales intentó entrar a Italia. La embarcación zarpó de un puerto turco hace cuatro días y se reabasteció en Grecia.
460 inmigrantes continúan a la deriva entre Indonesia y Australia.
Europa cerró filas contra la inmigración. Los líderes de la UE acordaron en Sevilla un plan para regular los ingresos que prevé un banco de visas para 2003.
Ingresos desde Europa: el dinero que envían los inmigrantes son el salvavidas de familias pobres. Deben dejar sus tierras y terminan esclavos de traficantes humanos.
Pasar de una sociedad informada a una de informantes es el proyecto que acaba de lanzar la Asociación de Sherifs de frontera de Texas ( Texas Border Sheriff ‘s Coalition ) que ha colocado quince cámaras de videovigilancia a lo largo de la frontera con México en puntos aislados y estratégicos. Las cámaras están conectadas a Internet (www.blueservo.net) y cada ciudadano, a través del mundo, instalado en su casa frente a su ordenador, puede espiar las áreas desérticas texanas o las riberas del Río Grande. Si ve pasar a algún emigrante clandestino puede denunciarlo con un simple correo electrónico. Cerca de treinta millones de individuos, de diversos países, ya han aceptado la función de confidente voluntario de la policía de Texas para luchar contra la inmigración clandestina. Es fácil de imaginar que, con la agravación de la crisis económica actual y el brutal aumento de la xenofobia, si se instalase en Europa, a lo largo de las costas del Mediterráneo, un sistema semejante de cámaras de vigilancia, el número de espías civiles voluntarios sería sin duda importante.
Ciudad Juárez, en México / La meca del feminicidio
En Ciudad Juárez, cerca de la localidad estadounidense de El Paso (Texas), han muerto de manera violenta unas 400 mujeres en los últimos 13 anos, pero la mayoría de los casos permanece en la impunidad.
En Ciudad Juárez, México, la vida de las mujeres vale poco. Desde enero del año pasado hasta ahora han muerto asesinadas unas 300, y otras 500 han desaparecido. Muchas fueron convertidas en prostitutas.
Adiestramiento de "mulas"
Siempre se habla de que en los bailes populares se vende droga. Los conocedores lo niegan, afirmando que "serían más que estúpidos los organizadores si lo hicieran". De las consultas y testimonios recogidos por este diario surge que la cocaína ingresa a los bailes a través de "mulas" o "camellos", previamente adiestrados para ingerir tizas de droga.
Un trabajador social confesó que le dio repulsión ver cómo chicas de 16, 17 ó 18 anos, de Villa Inés, recibían adiestramiento tres veces por semana.
"Las hacen tragar trozos de vela envueltos en papel celofán. Se descomponen, vomitan, hasta que se adaptan. Después las hacen ingerir las ‘tizas de blanca (cocaína)' y las acompañan al baile. En los de ‘la Mona' o de La Barra sé que entran cinco de Villa Inés, y una vez adentro van al baño y las hacen despedir la droga. Cada chica carga entre 800 gramos y un kilo. Cobran 200 pesos por baile, que para ellas es una fortuna", reveló.
Atraparon a dos "camellos" peruanos
Utilizaban a una criatura de 2 anos para traficar cocaína desde Bolivia
Un control aduanero migratorio realizado por personal del Escuadrón 21 "La Quiaca", dependiente de la Región III de Gendarmería Nacional con asiento en Córdoba, permitió descubrir a una pareja que utilizaba a una niña de dos anos para transportar cocaína desde Bolivia a nuestro país.
El paso de camellos y mulas
La mitad de la droga que se transporta en la actualidad, por las rutas argentinas, viaja dentro de los estómagos de hombres y mujeres que ganan unos pocos pesos a cambio de tan peligroso "trabajo".
Son los "camellos": hombres y mujeres de paupérrimas condiciones socioeconómicas que ven el traslado de droga como una forma de subsistencia.
Transportan cocaína distribuida en cápsulas de látex de pequeño tamaño. Una vez que llegan a destino, evacuan la droga.
Según Gendarmería, hasta hace dos anos la mayor parte de los "camellos" eran hombres y argentinos. Hoy, esto cambió. En la actualidad, son hombres y mujeres, en su mayoría bolivianos, quienes generalmente residen en Buenos Aires.
Teniendo en cuenta que cada cápsula de droga tiene cinco centímetros de largo y 3,5 de diámetro, con un peso que ronda entre los 7 y 12 gramos, cada "camello" puede transportar desde 20 hasta 180 cápsulas. Días atrás, en Pocitos (Salta), cayó un hombre con 186 cápsulas en su estómago, que hacían un peso de 1,355 kilos de cocaína pura.
Los "camellos" recorren largas distancias en colectivos o autos –a veces van acompanados por un guía– y los viajes llegan a durar dos días. En ese lapso, no ingieren alimentos ni beben nada, dado el riesgo de que el ácido del estómago rompa las píldoras y la droga provoque una fatal sobredosis.
Avanzan dos causas por trata en la Justicia federal
Investigaron para entender por qué migraron sus hijos
Un grupo de padres con hijos en el exterior estudió la situación en la que viven los jóvenes cordobeses que se formaron aquí y ahora trabajan en otros países.
Diego Melamed: La Argentina se volvió un país expulsivo
"La emigración de los últimos anos es la mayor de nuestra historia", afirma Diego Melamed. Y destaca que "es la primera vez que sucede un fenómeno así desde la democracia"
Odisea para alcanzar el Primer Mundo. La guerra en la Costa de Marfil, su país natal, obligó al Fanny Ibrahim, de 29 anos, a realizar un viaje de dos anos a través de África hasta llegar a este minúsculo enclave europeo ubicado en la costa norte del continente.
El emigrante pasó un ano oculto en un bosque de pinos, mirando a través de alambrados de púas el territorio al que deseaba llegar para iniciar una nueva vida: la colonia espanola de Melilla, en el extremo norte de Marruecos.
Otra cara de la fuga de cerebros
El reencuentro de los que vuelven a pasar las fiestas

Embarcados

Embarcados

Etiquetas

acuarela (1) afecto (1) áfrica (2) africanos (2) Agamben (1) agencia magnum (1) ágora (1) aion (1) alemania (1) Amistad (1) ancestros (1) andrea guiu (13) andruetto (1) aniversarios (1) apolonio de rodas (1) árboles (1) arena (1) Arico (1) Aricó (3) arizona (1) Arte zen (1) artes (1) artes visuales (1) Artistas (1) autoficción (1) Bacon (1) Barroco (1) benjamin (2) bolivia (1) Bonnefoy (1) bordes (1) borges (1) Brasil (1) Bruce Chatwin (2) Buck-Morss (1) butes (1) Butler (1) butoh (1) caetano veloso (1) Cage (1) Calvino (1) canción de agnes (1) Capitalismo (2) cartas (4) cavafis (1) cheever (1) Chillida (1) china (2) chiquitania (1) Christian Boltanski (1) christopher anderson (1) cine (1) cine alemán (1) cine coreano (1) cine húngaro (1) cínicos (1) cisjordania (1) comensales (1) comida cubana (1) corazón vagabundo (1) córdoba (4) corresponsales de guerra (1) crónica (1) cronistas (3) cronos (1) cuba (6) cuentos (2) cuerpo (1) daniel santoro (2) deleuze (5) derek walcott (1) derrida (2) Deseo (2) desierto (4) destiempo (1) devenir (1) Diana (1) Diane Arbus (1) doris dorrie (1) duelo (2) ecuador (1) edgardo cozarinsky (1) efemérides (1) egregia (1) el cielo protector (1) Elizabeth (1) emigración (1) emigrados (6) emoción (1) en familia (2) encrucijadas (1) ensoñación (1) entrevistas (1) epifanía (1) Eros (1) escritura (2) Esquizofrenia (2) Estado (1) estados unidos (1) Estética (1) ética (2) europa (2) exilio (1) exilios (3) extranjerías (2) extranjeros (5) familia (3) festival internacional de musica barroca (1) figuras de guerra (1) filosofia (2) filosofía (4) Filosofía política (1) fotografía (4) fotoperiodismo (1) fotos mías (1) Foucault (2) francia (1) Fredrika Bremer (1) fronteras (4) García Canclini (1) gilberto gil (1) gofrado (1) grabado (2) graciela mochkofsky (1) Gravitaciones (1) grecia (1) griegos (1) grupo imagen cristal (1) guerras (2) guiu (1) Guiu Pazos (1) Hanami (1) henri cartier bresson (1) historia argentina (1) hogar (4) homero (7) hospitalidad (4) huella (1) ilíada (1) Imre Kertész (1) individuación (1) infancia (2) ingleses (1) inmigración (10) inmigración en Argentina (2) inmigrantes (20) inmigrantes en Argentina (1) intensidad (1) internet (1) Internet - Tecnología - Alejandro Piscitelli - Extranjeros (1) irene gruss (1) Isabel de Inglaterra (1) jardín (1) Joao Gilberto Noll (1) jorge boccanera (1) jorge drexler (1) juan forn (1) kairos (1) Kairós (1) kavafis (1) kundera (2) la habana (1) lawrence de arabia (3) ley Arizona (1) Libro de los pasajes (1) libro de ojos (1) liliana lukin (1) literatura (3) literatura argentina (4) Literatura brasilera (1) literatura griega (1) los deseosos (1) los guiu (1) Magritte (1) malvinas (2) manguel (1) mapas (1) Mapas - Mar - Migrar (1) mar (3) María Negroni (1) martin caparrós (1) matilde sánchez (1) melancolia (1) Melancolía (1) memoria (5) memoria familiar (1) metamorfosis (2) michel tournier (1) migración (4) migraciones (3) migrantes (9) migrar (2) mitología (1) morriña (1) mujer (3) mujeres (3) mujeres viajeras (3) Multitudes (1) Nación (1) Náufragos - Cosas mías (1) nómades (4) nomadismo (1) nostalgia (2) nostos (1) Noticias - Diarios - Periódicos - Migrantes - Titulares (1) novela (1) nueva york (1) odisea (12) Odisea - artículos míos (1) Odisea - mar (1) odisea del condenado (1) odiseas (4) Odiseas - Camellos - De esta vida - Cosas mías (1) Odiseas argentinas - Relatos - Policiales - Decamerón cordobés (1) odiseo (4) odiseos (2) odysseys (1) orfeo (2) pablo urquiza (1) palestinos (1) Pasado (1) pascal quignard (1) Pathos (1) paul bowles (1) penélope (3) percepción (1) peronismo (1) Persépolis - Cine - Exilios - Migrantes (1) personajes (1) pintura (1) Placer (1) poema (3) poesia (3) poesía (12) Poesía - Cuba - José Kozer - Babel - Lenguaje (1) poesia argentina (3) poesía argentina (1) poesía de Córdoba (1) poesia erotica (1) poesía griega (1) poetry (1) política (1) política migratoria (1) punto de vista (1) quito (1) raíces (1) referendum boliviano (1) refugiados (2) reporteros gráficos (1) rescate mineros chile (2) revolución (1) rio de la plata (1) roger koza (1) ryszard kapuscinski (1) saer (1) sandra russo (1) Sarduy (1) sebald (1) sebastiao salgado (1) sedentarios (1) selfiction (1) sheltering sky (1) significante (1) Simodon (1) Simondon (1) sirenas (1) Sociedades de control - Ignacio Ramonet - Le Dipló - Fronteras (1) spinoza (2) Spivak (1) susan sontag (1) Susana Hidalgo (1) Sylvia Molloy (1) szymborska (1) teatralidades (1) teatro (2) teatro independiente (1) tiempo (3) tinta (1) Toni Negri (1) trabajadores (1) trazo (1) ulises (7) Ulises - Miradas (1) Ulises - Odisea - Calipso - Cosas mías (1) una luna (1) uruguay (1) vecindad (1) viaje (1) Viaje - Logos - Griegos - Odisea - Lo múltiple - Massimo Cacciari - Filosofía (1) viajeras (2) Viajeros (5) viajes (10) Viajes - Cataratas Iguazú (1) Viajes - Viajeros - Agamben (1) Viajes - Viajeros - Libro de ojos - Cosas mías - Venecia - Joseph Brodsky (1) viajes a la semilla (1) videoinstalación (1) videos (1) visiones argentinas (1) vittor ramil (1) Vuelo - Aves - Flamencos - Libertad - Viajes - Foz do Iguazú - Brasil - Naturaleza viva (1) vuelos (1) Walter Benjamin (6) Woody Allen (1) workers (1) xenofobia (1) xilografia (1) Yannis Ritsos (1)